Saltar al contenido
tiposdesociedades

Sociedad Mercantil – Definición, Funcionamiento y Ventajas

¿Qué es una sociedad mercantil?

En principio, también conocida como sociedad comercial, hace referencia a un tipo de sociedad cuyo objetivo se enfoca en la realización de actividades dentro del comercio o que se encuentra dentro del derecho mercantil. En este sentido, hablamos de una persona jurídica que puede iniciar su compañía con base en este tipo de sociedad, a través de un contrato en el que se realizan aportes para la constitución del capital social requerido. 

Es de resaltar que en las sociedades mercantiles, se posee de un carácter nominal, en el que se está sujeto a la obligación y así, la aplicación de un aporte que le permita obtener el fin económico al que apunta. 

Características de una sociedad mercantil

Razón social: se refiere a la denominación social, también conocida como razón social, lo que será el conjunto de caracteres que representarán la sociedad de forma individual y que no puede ser igual a otra. 

Domicilio: se refiere al lugar en el que se constituye principalmente la sede en la que va a funcionar la compañía. Sin embargo, se puede contar con uno o más domicilios, pero siempre debe quedar registrado en el acta de constitución de la sociedad. Aún así, está el domicilio principal que es el que va a figurar mayormente. 

Nacionalidad: de acuerdo al lugar en el que se ubique, las leyes de su país serán las que constituyan la legislación para la instalación y constitución de la sociedad mercantil. Es así que la nacionalidad define, en gran parte, la forma en la que se constituye la sociedad en función de las leyes que allí rijan. 

Socios: las sociedades de tipo mercantil, se pueden formar a partir de dos personas o más a través de un contrato en el que se obliga el aporte para la constitución de lo que será el capital social y de esta manera, realizar la actividad comercial que se quiere. En este proceso, solo los socios participan en relación con las pérdidas y las ganancias que reciba la empresa. 

Tipos de sociedades mercantiles: es necesario tener en cuenta que existen varios tipos de sociedades mercantiles, los cuales pueden variar de acuerdo al tipo de actividad que se realice y las condiciones de estas. Entre ellas podemos encontrar las sociedades anónimas, la sociedad limitada, la sociedad en nombre colectivo, la sociedad en comandita, sociedad de inversión colectiva,  entre muchas otras más. Recuerda que estas las puedes encontrar de forma detallada dirigiéndote a cada una de ellas. 

Estructura: una de las particularidades de este tipo de sociedad, tiene que ver con que es posible cambiar su estructura tantas veces como los administradores lo consideren necesario. Esto quiere decir que, es posible que la sociedad mercantil se fusione con otro tipo de sociedad, cambie sus socios, modifique la actividad comercial que se realice, nombre a nuevos socios, se divida, reorganice los estatutos establecidos, entre otros campos particulares que pueden surgir en el proceso. 

Causas de terminación: una sociedad de tipo mercantil puede llegar a disolverse en el momento en que sus socios decidan que la actividad debe finalizar. Esto debe hacerse a partir de motivos establecidos en los estatutos y la ley. Luego de esto, la liquidación dentro de este tipo de sociedad se liquidará de forma que transforme en dinero, todos los bienes de la compañía con el fin de cancelar los pasivos y en este sentido, reparte el restante a los socios de acuerdo a sus acciones. 

Capacidad jurídica: hace referencia al titular de derechos y obligaciones que están condicionadas por el fin de la sociedad mercantil, en este sentido, tanto sus obligaciones, como sus derechos, yacen contenidas en el objeto social de la compañía. 

Tipo de patrimonio: se denomina patrimonio activo al conjunto de derechos, bienes y obligaciones del que la sociedad mercantil es titular. También está el patrimonio pasivo que se encuentra constituido por las obligaciones y las deudas que esta tenga. 

Elementos: bajo las sociedades mercantiles funcionan tres elementos. El primero de ellos es el elemento personal, en el cual se encuentran los socios, las personas que trabajan como administradores de la compañía y aportan a ella. En segundo lugar está el elemento patrimonial, configurado por el conjunto de bienes que son aportados por los socios para la constitución del capital social, el trabajo y los bienes. 

Y en último lugar está el elemento formal, el cual reúne las reglas relativas de la solemnidad y que deben estar en el contrato con el que se inicia la sociedad mercantil. 

Características de una sociedad mercantil

Requisitos para una sociedad mercantil

La documentación y los trámites para la constitución de la sociedad mercantil en cualquiera de los casos, implica definir el tipo de sociedad que se va a fundar para reunir la documentación necesaria en función de su lanzamiento. 

En general, la constitución de una sociedad mercantil requiere que se tenga definida la razón social o denominación social, así como también se deben haber redactado los estatutos sociales de la compañía, identificar quiénes serán los socios, acudir ante un notario o también un corredor público para que se pueda formalizar la constitución de la compañía y finalmente, obtener los permisos y las licencias de funcionamiento necesarias para iniciar las actividades. 

Responsabilidad de una empresa con sociedad mercantil

En este aspecto, los socios y los accionistas tienen responsabilidad ante los tipos de sociedades mercantiles que existen, la cual puede ser solidaria, personal o limitada. Es importante destacar que adicional a ellas, a las personas jurídicas se les puede atribuir responsabilidad penal por sus actividades, esto de acuerdo a las leyes que funcionen en cada país. 

Ventajas de una sociedad mercantil

Entre las virtudes de las sociedades mercantiles, encontramos que estas son capaces de adaptarse muy bien a las necesidades de los socios, dado que existe una gran variedad de tipos de sociedades que tienen el mismo objetivo: realizar su actividad con fines lucrativos. Por otro lado, existe una limitación de la responsabilidad de los socios que hacen parte de la sociedad, la cual no existe en el caso de quienes emprenden un proyecto de manera individual. 

Hay mayores posibilidades de expandirse, es posible reducir muchos costos de producción, se pueden lograr ventajas fiscales, es posible dividir el patrimonio de una persona e invertir en los negocios, es mucho más factible la transferencia de participación en sociedad cuando existen acciones y finalmente, permite que se reúna capital mayor al que se podría reunir trabajando de forma individual. 

Ejemplos de sociedad mercantil

Algunos ejemplos de sociedades mercantiles son Lala S.A, empresa dedicada a la producción y la comercialización de lácteos, Alpura S.A, empresa que también comercializa productos lácteos. En el caso de compañías bajo sociedad mercantil colectiva, está la Caja Popular de Ahorros Yanga S.C, el Club de Pilotos Aviadores Profesionales de México, entre otras. 

Ley de sociedades mercantiles

En zonas como España, por ejemplo, las leyes que rigen al conjunto de sociedades mercantiles están reguladas por el Real Decreto Legislativo 1/2010. Así mismo, existen sociedades constituidas en el territorio nacional que están sujetas a otra legislación como lo son Real Decreto 1784/1996 de 19 de julio mediante el cual se aprueba el Reglamento del Registro Mercantil. 

Para mayor información acerca de los tipos de sociedad mercantil que existen, no olvides dirigirte a la sección donde podrás encontrarlos uno a uno con sus respectivas definiciones, requisitos, modos de funcionamiento y más.