Saltar al contenido
tiposdesociedades

Sociedad limitada – Qué es, Características y Funcionamiento

¿Qué es una sociedad limitada, SL o SRL?

También conocida como Sociedad de Responsabilidad Limitada o SRL, corresponde a una sociedad en la que la responsabilidad de los socios es de carácter limitado hasta llegar al monto de capital proporcionado por cada uno de ellos en el momento en el que se constituye la empresa. Esto quiere decir, que, en caso de alguna eventualidad, el patrimonio de los socios corresponde directamente al valor aportado.

Conoce todas los tipos de sociedades aquí

Es importante tener en cuenta que las sociedades limitadas cuentan con una personería jurídica propia, así como también están sujetos a una serie de derechos y responsabilidades que aplican únicamente sobre la compañía. Los aportes hechos por los socios solo podrán ser de valor económico.

Características de una sociedad limitada

A continuación, veremos una serie de aspectos que configuran este tipo de sociedad mercantil:

Razón jurídica: también conocida como denominación social, hace referencia al nombre con el que la empresa se dará a conocer. Es la representación más importante de una empresa bajo este tipo de sociedad y no puede usarse uno que haya sido usado anteriormente. Este debe contener el tipo de sociedad en el que se encuentra, es decir, añadir la abreviatura S.L o S.R.L.

Socios: requiere de mínimo un socio y no tiene un número máximo de integrantes. En el primer caso, puede crearse una compañía bajo una modalidad de sociedad limitada unipersonal y pueden ser personas naturales o jurídicas. No es responsabilidad de los socios responder a deudas con el patrimonio personal, estos pueden ser trabajadores o bien socios capitalistas.

Capital mínimo para una sociedad limitada: este puede ser en dinero o en especie. El monto puede variar de acuerdo al país. Frente al capital o bien, se debe contar con una valoración consensuada de todos los socios. El capital se debe desembolsar en el momento en el que se constituye la empresa. Este puede dividirse en participaciones acumulables, nominativas e indivisibles.

Domicilio social: se refiere a la dirección postal en la que se encuentra ubicada físicamente la empresa. Esta información debe ser veraz y estar actualizada.

Objeto social: sugiere la actividad comercial a la que la empresa se va a dedicar. Esta, incluye una serie de actividades iniciales y otras potenciales que puede desarrollar en el futuro, las cuales deben registrarse en el momento de constituir la empresa, con ello se podrá ahorrar en trámites administrativos posteriores.

Gestión de la sociedad limitada

Para esto, se pueden tener dos opciones. Por un lado está la posibilidad de establecer un único administrador, administradores solidarios, que actúan de forma individual, o bien contar con administradores mancomunados, quienes toman decisiones consensuadas. Y por otro lado, está la formación de un Consejo de administración, el cual requiere un mínimo de tres administradores.

Para cualquiera de los casos, se debe tener en cuenta que la responsabilidad de la empresa se sitúa frente a quienes figuran como administradores. Finalmente, se realiza una junta de socios en la que se sustenta la gestión del año anterior, en este se revisan cuentas y otros datos relacionados con hechos inmediatamente anteriores.

Que es una Sociedad limitada

Requisitos para una sociedad

Para que la compañía empiece a operar es necesario contar con el registro mercantil al que se encuentre sujeto la sociedad y su ubicación. Para este trámite se debe contar con una copia auténtica de la escritura de la constitución de la sociedad, una copia del N.I.F. provisional, una certificación de la denominación social negativa y un documento que acredite el impuesto sobre documentos como los actos jurídicos.

Así mismo, se debe contar con el debido Impuesto de sociedades, tributos vigentes, IVA, entre otros que deben presentarse con las cuentas anuales. Es necesario abrir una cuenta bancaria a nombre de la sociedad.

Pasos para crear una sociedad

Registro: lo primero es registrar el nombre de la empresa, para ello es necesario dirigirse a lo que se conoce generalmente como el Registro Mercantil Central que funcione en tu ciudad, aunque su nombre puede variar de acuerdo al país. Allí se debe solicitar el certificado de la denominación social.

Apertura de una cuenta bancaria: una vez cuentes con el certificado, será necesario abrir una cuenta bancaria que esté a nombre de la empresa. Allí se debe depositar el valor mínimo de acuerdo a tu lugar de establecimiento. Este dinero va a constituir el capital social de la empresa de sociedad limitada. Hecho esto, el banco proporciona un certificado del ingreso, el cual debe ser presentado ante una notaría.

Establecimiento de los estatutos legales: corresponde a los socios redactar las normas sobre las cuales se moverá la empresa. Para este caso, se debe acudir a un asesor especializado que nos proporcione toda la información que, de acuerdo al tipo de sociedad y actividad que se realice, debemos incluir en los estatutos.

Escritura pública de la constitución: esta debe ser firmada por todos los socios ante un notario. El trámite implica un coste que corresponde a un porcentaje relacionado con el capital escriturado. Para este proceso es necesario contar con la certificación negativa del registro mercantil central, el D.N.I. original correspondiente a cada uno de los socios, una certificación bancaria del aporte al capital social y los estatutos sociales de la sociedad.

Trámites de hacienda: este paso hace referencia a la obtención del N.I.F de la sociedad, así como darse de alta en el I.A.E., el Impuesto de Actividades Económicas, tributo que grava la actividad de las empresas y la declaración censal (IVA), para la cual es necesario aportar el modelo oficial y otra serie de documentos que pueden variar de acuerdo a la zona de ubicación.

Obtener el N.I.F. definitivo: esta se obtiene a partir de una tarjeta provisional previa, por lo cual requiere una inscripción efectiva de la constitución de la sociedad.

Finalmente se debe cumplir con una serie de obligaciones relacionadas con la seguridad social y el ayuntamiento, de acuerdo a la zona en la que se haya establecido la dirección social de la empresa, los cuales tienen que ver con el Régimen Especial de Trabajadores autónomos, el número patronal si es que planeas realizar contratación de personal y finalmente la solicitud de licencia de apertura de tu negocio.

Ventajas de una sociedad limitada

Entre las principales ventajas de este tipo de sociedad podemos destacar que la responsabilidad está frente a los acreedores y está limitada al capital social que incluye dinero y bienes. Por otro lado, no está sujeto a un número de socios establecido, es relativamente sencillo en términos de trámites burocráticos, la constitución y el funcionamiento de la sociedad.

Los costes de constitución de una sociedad limitada son mucho más asequibles, además, con este tipo de sociedad, el autónomo tiene la posibilidad de fijar un sueldo que puede desgravar como gasto. Y finalmente, la sociedad limitada tiene mucha más facilidad de acceder a un crédito bancario, dado que cuenta con una mejor imagen frente a estas entidades y asesoran a las compañías.

Estatutos de una sociedad limitada

En cuanto a los estatutos que corresponden a la escritura de estos, debe incluir la identidad de la o las personas que se encargan de la administración de la empresa y la representan, así como las aportaciones que realiza cada socio, la determinación y especificación de administración de la empresa. En ella se establecen las condiciones convenientes según los socios y los cuales no deben ir en contra de los principios de la sociedad limitada o la sociedad de responsabilidad limitada.

El contenido de estos debe incluir la denominación de la sociedad, el domicilio social, el objeto social (las actividades de la empresa), el capital social y la fecha de cierre del ejercicio social.

Ejemplos de sociedad limitada

Entre algunas de las empresas de sociedad limitada, se encuentra por ejemplo la Dulcería el Guayabal S.L. de Ecuador, empresa dedicada a la elaboración de dulce a base de guayaba. También está Hierro max S.L. de Chile, que se enfoca en la elaboración y comercialización de ventanas y puertas fabricadas con hierro, entre otras.

Ley de sociedades limitadas

Es importante tener en cuenta que las regulaciones parten del lugar de origen. Por ejemplo, en España es el Real Decreto Legislativo 4 de 2004 del 4 de marzo, el que aprueba la Ley del Impuesto sobre Sociedades. En Estados Unidos, se denomina LLC o Limited Liability Companies a las sociedades de responsabilidad limitada. En méxico, este tipo de sociedad mercantil está regulada por la denominada Ley General de Sociedades Mercantiles, la cual establece una serie de parámetros particulares para la constitución de la empresa de acuerdo a los artículos 58 al 86 de esta Ley. Mientras que en Argentina, esta información se encuentra en la base de registros proporcionados por el ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Para conocer más información acerca del funcionamiento de este tipo de sociedad mercantil en tu país y cómo consolidar tu empresa de acuerdo a tu actividad particular, consulta con un asesor que guíe tu proceso.